Escalada como forma de vida

El deporte también es psicológico

A toda velocidad

Deja un comentario

Como ya he hablado en otras entradas, volvemos a los récord. Dani Arnold escala “Crack baby” sin cuerda en 27 minutos.
Se a subido dos veces, la primera para comprobar el estado de la nieve y el hielo. La climatología a acompañado. En este ascenso sin problemas de los 380 de la pared helada del Breitwangflue Dani decidió dejar el arnés y las cuerdas para poder descender con un gratificante rápel el ascenso del día siguiente.

El sorprendente récord lo consigue sólo con los crampones y piolets en una subida limpia y profesional que le concede el reconocimiento y la marca personal de una media d e 8 minutos por cada 100 metros de vía.

En su currículum figuran también significativas ascensiones, como la primera invernal de la Torre Egger y la tercera del Cerro Torre (ambas en Patagonia)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s